Relaciones con clientes

Apoyar la gestión comercial

No sólo facilitando información sobre los clientes y los trabajos realizados respecto de cada uno de ellos, sino también mostrando los posibles servicios a ofrecer a cada cliente en función de su clasificación previa.

Con el módulo base de CIFTRACK las personas del área de marketing pueden registrar y tener a su disposición la información que necesitan sobre los clientes actuales y potenciales:

  • Información personal, dirección, contactos, centros de trabajo, etc.
  • Las visitas realizadas, incidencias, y gastos incurridos.
  • El estado de los trabajos: presupuestos, pedidos, órdenes de trabajo, partes de trabajo, etc., aunque sólo la información relevante para el área comercial.

Otros conceptos relacionados con el área de marketing son los siguientes:

Servicios ofertables

Estos son por un lado servicios que ya se le han prestado al cliente con anterioridad y por otro lado los «conceptos de presupuesto» apropiados a cada tipo de cliente por su actividad y centros de trabajo.

Conceptos de presupuesto

Son unidades de servicios ofertables ya preparadas en términos de presupuestos con el desglose de sus partidas y conceptos. Facilitan la identificación del servicio, su contratación (especificaciones) y la elaboración del presupuesto del mismo. (Ver más…)

Petición de Servicio

Cualquier servicio u obra a prestar a un cliente puede iniciarse creando directamente una OT, o un presupuesto, etc., pero lo normal es que se inicie con una petición de servicio del área comercial.

Las Peticiones de Servicio son configurables, ya que cada empresa puede identificar sus distintos tipos. En función del tipo se genera, bien directamente una OT, por ejemplo para resolver una avería, o se pide un presupuesto, bien para un trabajo concreto, o bien para un acuerdo de mantenimiento preventivo con actuaciones concretas (OT) durante un periodo de tiempo.

Reglas de tarifas

. Establecen los precios de venta de las obras y servicios que se aplican sobre los costes a los clientes, sin perjuicio de que cada precio se pueda modificar manualmente en las actuaciones concretas, en la elaboración de un presupuesto, o en la valoración de un albarán de venta de un servicio. Sirven tanto para facilitar la valoración de presupuestos para los clientes como para valorar trabajos sin presupuesto con los datos registrados en los Partes de Trabajo (PT).

Las reglas de tarifas son configurables y están ordenadas en múltiples capas con un determinado orden de prelación: Grupos de Tarifas, Tarifas de Presupuesto, Tarifas para un Cliente, Tarifas para un Centro de Trabajo. Probablemente alguna empresa sólo necesite algunas de las capas de tarifas, pero esto es una complejidad inicial sólo para configurar las reglas de tarifas, y siempre se pueden ampliar más adelante.